Nada

“El mundo es una llamada y una promesa. En todas partes hay seres extraordinarios, obras maestras que descubrir. Hay demasiadas cosas que desear, demasiadas cosas que aprender, demasiadas cosas a las que apetece decir sí. Mientras sigamos creyendo en ese sí, mientras sigamos queriendo, estaremos vivos. Yo espero ser inmortal hasta el último aliento”.

P. Bruckner, Un buen hijo

Categories: Compartir

Dejar un comentario