Lázaro distingue su camino

Los viajes se parecen a los días: ignora, quien los vive, que están dentro de uno.