Otoño


Ya no necesito cajas para empaquetar mis días.
De nuevo ha llegado el otoño
y las historias se van replegando —unas sobre otras—
como si el mundo, de repente,
dejara a un lado su ritmo
para hacerme esa maleta.

Categories: Compartir

Dejar un comentario