Praxis

Imagínate sentado en el regazo de la historia
como el niño que eres en la piel de quien esconde 
su inocencia, 
imagina tu reflejo en mitad de dos figuras trasparentes 
que aún guardan tu niñez y la adormecen. 
Imagínate una voz que evite el miedo profundo 
y los fantasmas ocultos tras las puertas, 
una mano venida desde el fondo abisal 
de los recuerdos, 
una muestra de fe de quien mantiene intacta 
la alegría, 
un imagen de ti sin la memoria cansada de 
los años, 
imagínate menor en las preguntas, los credos, 
las certezas, 
proponte un nuevo juego en el que hacer posible 
lo imposible, 
inventa otra verdad para volver indemne hasta 
el principio, 
recuérdale a tu voz que la verdad carece de 
importancia.



Categories: Compartir

1 comentarios: