Postdata


Categories: Compartir

2 comentarios:

  1. Quien pone su mano sobre el agua cautiva de una fuente toca el mar antiguo de los griegos. Quien alza una copa blanca en la noche de Córdoba eleva el Grial santo y el cuerpo de los dioses. Quien se entrega al amor revive las manos de cristal de Galatea. Aquel que oye a Mozart oye a Juan del Encina, oye la flauta de cera que refiere Teócrito, oye el ancho murmullo del desierto bajo la noche extensa, y un trémulo laúd que tiene alma. El solitario que contempla la luna es Endymión.

    :)

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar